Xabi: “En Luzón he vivido las peores condiciones de una vuelta al mundo”

0
206

En la edición 2008-2009, Xabi y su tripulación del Telefónica azul vivieron la ‘Tormenta Perfecta’ en el Estrecho de Luzón: olas de hasta 14 metros y vientos de 55 nudos, que equivalen a 102 km/h, sólo 15 por debajo de un huracán

Edição- Adilson Pacheco
Fonte: Helena Paz/MAPFRE
Post>07/02- 00:00
En la edición 2008-2009, Xabi y su tripulación del Telefónica azul vivieron la ‘Tormenta Perfecta’ en el Estrecho de Luzón: olas de hasta 14 metros y vientos de 55 nudos, que equivalen a 102 km/h, sólo 15 por debajo de un huracán. Lo volverán a cruzar la semana que viene, pero la previsión es bastante más bondadosa, a pesar de lo cual llevan alguna pieza extra de repuesto. Esperan no tener que usarlas y estrenarse en el podio de esta Volvo Ocean Race 2011-12, para lo que ganas, afirma, no les faltan.
En alguna ocasión has comentado que en el Estrecho de Luzón es donde peores condiciones has vivido en una Volvo Ocean Race. ¿Cómo crees que será esta vez?
“Sí, es cierto, fue hace años, en 2008-09, cuando hacíamos la etapa entre Singapur y Qingdao. Ha sido de lo peor que hemos pasado. Tuvimos más de 50 nudos, olas muy grandes…Pero por ahora el parte no indica que vaya a ser nada del otro mundo, y se prevé viento de unos 30 nudos. En cuanto al resto de la etapa, habrá que esperar para los partes, que en cualquier caso en esa zona tampoco son muy fiables. Parece que tardaremos entre 24 y 25 días en cubrirla”.
Si la falta de viento es lo que más os molesta, entonces estaréis contentos con la previsión…
“Sí, claro, nos gusta tener mucho viento, ¡pero no de ceñida! (risas). Ahora en serio, lo cierto es que tenemos muchas ganas e ilusión, esperamos que más adelante también nos acompañen los alisios, ésos que en la primera etapa no quisieron entrar en el hemisferio norte. Lo cierto es que ¡Ya tenemos ganas de mojarnos!”.
Sabiendo que ésta puede ser una semana complicada, ¿habéis preparado el barco de manera especial?
“Llevamos más repuestos, más material, pero básicamente la cuestión es estudiar el parte y navegar con cuidado. Va a ser un recorrido medio costero, de 4 o 5 días, y duro”.
Tras tres etapas en las que no habéis conseguido hacer podio, ¿se nota la presión?
“No, no diría que sintamos presión, pero sí tenemos ganas de ganar, de subirnos al podio. A nadie le gusta empezar mal. En la etapa pasada estuvimos a punto de conseguirlo, pero al final nos caímos. En cualquier caso en la última edición pasó justamente lo contrario. Lo ganamos todo durante las tres primeras etapas. Y al final nos salió mal”.
Vuestro navegante Jean-Luc ha demostrado tener buen ojo en varias ocasiones. ¿Estáis contentos con su trabajo?
“Sí, Jean-Luc es realmente un muy buen navegante, ha tomado muy buenas decisiones, y en la etapa pasada se puede decir que perdimos por las redes, por no tener el valor de pasar por encima. Aun así, volvimos a adelantar a uno de los que nos pasaron”.
Habéis estado muy bien posicionados, varios días primeros en la etapa 1, hasta cinco jornadas segundos en la etapa 3, pero está faltando rematar…
“Sí, nos gustaría hacer mejor las in-port, está claro, aunque no les demos la misma importancia que las etapas. En el off-shore, a pesar de que creo que hemos tenido muy buenos momentos, quizás a veces se nos escapan oportunidades por cierta indecisión, creo que porque aún tenemos que afinar la maquinaria. Al fin y al cabo no hemos entrenado tanto como otros equipos. También es cierto que con barcos iguales, cuesta más tomar decisiones”.
Ha habido algunos barcos que, dentro de lo posible, han adaptado el Volvo Ocean 65 a sus necesidades, con más agarraderos, antideslizante. ¿En vuestro caso?
“Desde que te lo dan vas poniendo cosas a tu gusto, pero muy pocas, es un monotipo. En cada escala hacemos un walkthrough que consiste en que vas a ver los barcos de los otros equipos, y la organización los chequea en profundidad en cada etapa. En cualquier caso como te digo hay pocas cosas que cambiar. El Volvo Ocean 65 es algo más incómodo dentro porque escora más, pero es mucho más seco que el VOR 70. Tiene dos entradas a la cabina, que son más pequeñas y por tanto entra menos agua, y, en definitiva, a mí me parece más cómodo”.
Por último, tenéis una nueva incorporación, Willy Altadill, que lleva lo de navegar en las venas, pues es hijo del conocido vueltamundista Guillermo Altadill.
“Sí, tiene muchísimas ganas de empezar, y yo lo veo como un chico con muchas, muchas posibilidades. Es de los que aún no le importa mojarse”.